Historia

En 1520 fue descubierto el estrecho de Magallanes, que años más tarde se constituiría en la principal ruta de navegación entre Europa y las costas del Océano Pacífico. El nombre fue puesto en homenaje a su descubridor, el navegante portugués Don Hernando de Magallanes.

En 1843, el Gobierno chileno envió una expedición colonizadora a la región, la cual fundó Fuerte Bulnes. Punta Arenas fue originalmente un fuerte militar. En diciembre de 1848, por orden del gobernador José Santos Mardones, los habitantes del fuerte Bulnes migraron hasta allí. El objetivo era asegurar la presencia del Estado chileno sobre el Estrecho de Magallanes y aprovechar las mejores condiciones que el sitio ofrecía, sobre todo por la provisión de agua y leña, para la subsistencia de los pobladores de esa zona patagónica.

Hacia 1870, se fue consolidando allí una intensa actividad ganadera que potenció la llegada de inmigrantes europeos (suizos, gallegos, croatas y eslavos, entre otros), quienes rápidamente se sumaron a la tarea de fortalecer el poblado. Punta Arenas fue también, desde un comienzo, una importante colonia penitenciaria.

El carácter de ciudad penal subsistió hasta 1867, cuando el Presidente Don José Joaquín Pérez, realiza una política de colonización con inmigrantes extranjeros y decreta "puerto libre" a Punta Arenas. Esto marcó el inicio del crecimiento de Magallanes, especialmente la llegada de los colonos extranjeros que fundaron toda clase de establecimientos comerciales. La navegación a vapor, que evitaba los inconvenientes de la ruta por el Estrecho para la navegación a vela, hizo aumentar el tráfico náutico por esa vía y acrecentaron el interés del gobierno central de la República por la región magallánica.

José Nogueira y Sara Braun, protagonistas de la historia de los pioneros en la región

El portugués José Nogueira, desembarcó en 1866 en Punta Arenas, en ese entonces una aldea con pocos habitantes, por lo que lo convirtió en uno de los primeros colonos de Magallanes. Reunió una de las grandes riquezas de la región con la caza de lobos marinos en el archipiélago fueguino, la explotación de materias primas, el comercio, la habilitación de naves y la ganadería, convirtiéndose en el más importante empresario regional.