Arquitectura y Estilo

La construcción es de estilo neoclásico y generoso ornato. La mansión es de dos pisos, y fue construida en mampostería de ladrillo, sobre cimientos de piedra. La armadura de la techumbre es de madera, cubierta con fierro galvanizado con textura de escamas. Los materiales, muebles y objetos de decoración fueron traídos desde territorio europeo.

En el primer piso se encontraba la sala de música, el salón dorado, el comedor y la sala de billar, mientras que en la segunda planta se ubicaban los dormitorios y la biblioteca.

La fachada principal presenta un pórtico con columnas que al sobresalir genera en el segundo piso una terraza acotada por balaustres. Por el poniente, la construcción tiene adosado un jardín de invierno, de estructura metálica. Por el oriente, un gran boínder prolonga hacia el parque circundante una espaciosa sala de música. Las cuatro esquinas de la techumbre están rematadas por faldones que sostienen ventanas de mansardas de profuso ornato. El interior del inmueble se conserva parte del refinado alhajamiento original.

Después de su adquisición fue cuidadosamente mantenido en estructura y ambientación para seguir en el espíritu de los antiguos dueños. Miembros de las casas reales de España e Inglaterra brindaron con su estadía en el hotel un homenaje a los pioneros de la colonización desde Europa.

Este edificio siempre fue parte de la vida social y cultural de Punta Arenas, parte del espíritu de la familia Nogueira Braun. En el uso del palacio como restaurante, bar y hotel vive aún el recuerdo a sus antiguos dueños.